Closed today, but open Tuesday 9a - 5p
See our exhibitions & events

Sept 7/8 convening La Frontera: Art + People + Place, information/registration here.

nuestra
historia de arte

HISTORIA

Fundado en 1959, el Museo de Arte de El Paso nació de una necesidad de conservar una importante donación de obras barrocas y renacentistas europeas que la Fundación Samuel Kress obsequió a la Ciudad de El Paso. Esta colección comprende las principales obras de Botticelli, Canaletto, Van Dyck, Zubarán y Artemesia Gentilleschi, entre otros maestros góticos, barrocos y renacentistas. Con el tiempo esta pequeña colección fue creciendo hasta incluir más de 7000 obras. En 1998, EPMA se trasladó a su actual ubicación en el corazón del Distrito de las artes del centro de El Paso (Downtown Arts District, en inglés), a menos de una milla del puente a Juárez.

Durante los últimos veinte años, la Escuela de arte de EPMA ha sido un elemento fundamental de este espacio. Ubicado dentro del Museo, en un lugar muy visible en el primer piso de EPMA, con acceso a las puertas principales desde el gran vestíbulo del Museo, la Escuela de arte comprende cuatro salones de clase y una galería artística estudiantil. La Escuela de arte comprende un espacio importante en el Museo de 6,500 pies cuadrados. Hay tres salones de clase: uno diseñado para la cerámica con dos hornos y nueve torneados de vasijas; uno para el grabado y la pintura; y el último es un estudio multiusos.

La Escuela de arte de EPMA figura como el único espacio de este tipo en la región fronteriza entera. La Escuela de arte es la única de la región que ofrece tanto a los niños como a los adultos clases que combinan la creación artística con el estudio de obras de arte originales en exposición en las galerías del Museo. La prioridad de EPMA es ofrecer la más alta calidad de experiencias mediante el equipamiento de los salones, la capacitación de apoyo que ofrece a los artistas docentes y a través de la utilización de herramientas y materiales de grado profesional. Como resultado, el crecimiento de la Escuela de arte se ha mantenido constante desde 1998. Nuevo personal y mejoras a los salones de clase conllevaron a un importante aumento en la calidad y la participación que comenzó en 2016 con una gama más amplia de ofertas que complementaban la colección de EPMA mejor. Se imparten clases para niños de 6 a 13 años de edad, adolescentes y adultos durante todo el año, y los campamentos son estratégicamente programados durante las vacaciones de primavera y durante el verano.

EPMA se esfuerza por asegurar que la región fronteriza tenga acceso a la mejor arte que sea de interés internacional. EPMA presenta aproximadamente una docena de exposiciones al año, con una amplia gama de iniciativas de programación y ofertas de la escuela de arte. La creación de un entorno y recursos para todos los públicos se ve reflejado en la política de puertas abiertas de EPMA: la admisión general, las visitas escolares y casi todos los programas educativos de alta calidad son gratis.

MISIÓN

La misión del Museo de Arte de El Paso es reunir, preservar, interpretar y exhibir obras de arte que apoyen y destaquen la colección permanente del Museo que contiene arte de Estados Unidos, Europa y México.

PÚBLICO ÚNICO, COMUNIDAD DIVERSA

EPMA es el único museo de arte en un radio de 200 millas con la acreditación del American Alliance of Museums,es uno de los únicos museos con acreditación en todo el oeste de Texas, además de ser un recurso educativo y cultural importante para el oeste de Texas, Nuevo México y el norte de México con cerca de 100,000 visitantes cada año. Las características demográficas de esta región son diversas y singulares entre las grandes ciudades en Estados Unidos, debido a la naturaleza de su población fluida y binacional dentro de la cual los habitantes trabajan, aprenden y socializan diariamente a través de las fronteras internacionales y estatales. El Paso y su ciudad hermana de Ciudad Juárez, México comparten los tres puentes internacionales que traen a 75,000 personas de Juárez a El Paso cada día (Estadísticas del Departamento de Transporte, 2016). Según el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza, entre 600 y 1,000 niños legalmente cruzan el puente Paso del Norte para ir a la escuela todos los días. Además, más del 80% de los residentes se identifican como mexicanos, hispanos o mexicanos-americanos.

Como un microcosmos de su comunidad fronteriza de 2.7 millones de habitantes, EPMA demuestra una gran diversidad tanto por dentro como por fuera. Entre el personal, profesionales hispanos bilingües forman parte de cada departamento del Museo. Además, un tercio de los docentes de EPMA y la mitad de los artistas docentes de la Escuela de arte son bilingües y están dispuestos a llevar a cabo visitas escolares, programas educativos y clases en inglés y en español. El museo reconoce las culturas diversas de su región a través de exposiciones, adquisiciones y programas educativos; además,las mismas se ven representadas en su junta y en su personal. Son varios los ejemplos de la atención curatorial con relación a la accesibilidad bilingüe. La mayoría de las etiquetas en las galerías, por ejemplo, se ofrecen en inglés y español. Recientemente, los catálogos de exposiciónes bilingües de EPMA recibierón elogios de la crítica en la evaluación de un examinador de la subvención de la Comisión de arte de Texas de 2017. Este patrimonio multicultural también es evidente en la colección de arte de clase mundial de EPMA, que destaca obras del arte colonial de España, Europa, Estados Unidos y México, incluyendo una de las mayores y más prestigiosas colecciones de retablos mexicanos en el mundo.

EPMA aspira a servir de modelo para las instituciones culturales a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México. Como el nombre “El Paso” implica, la ciudad de El Paso siempre ha servido como una puerta para el intercambio de ideas, el comercio y la cultura. De hecho, la región fronteriza de El Paso y Juárez forma una de las comunidades binacionales más grandes en el mundo. En 2017, el congresista Beto O’Rourke nominó a EPMA para la Medalla Nacional de Servicios para Museos y Bibliotecas por su servicio a la comunidad al proporcionar experiencias de arte de clase mundial y por promover la cohesión comunitaria. En 2018, el Instituto de Museo y Servicios de Biblioteca declaró a EPMA como finalista para este premio, el más alto honor en el país para el servicio de biblioteca y museo.